Todo lo que necesitas saber sobre el vinagre de vino | Vinagrerías Riojanas

Todo lo que necesitas saber sobre el vinagre de vino

El vinagre de vino es un producto que usamos como condimento para potenciar el sabor de ensaladas, carnes, pescados, verduras y otras muchas recetas. Tiene un efecto muy beneficioso en nuestro organismo gracias a sus excelentes propiedades, de ahí que muchos expertos nutricionistas recomienden su consumo moderado.

Entre ellos, Ana Bellón, especialista en medicina de familia y nutrición, en el libro Alimenta tu salud: Los mejores consejos de Saber Vivir, donde destaca su gran poder de conservación y su valor nutritivo. También, que facilita al organismo la asimilación del hierro y ralentiza la absorción de los hidratos de carbono.

Orígenes y breve historia de este producto

¿Sabías que los orígenes del vinagre y el vino han ido siempre de la mano y que su uso se remonta, aproximadamente, al 5000 antes de Cristo? Aristóteles, Plinio, Galeno e Hipócrates ya hicieron mención a lo que hoy se ha convertido en un ingrediente básico de nuestra gastronomía. Sus escritos, no obstante, son algo confusos. 

Es De re coquinaria (Sobre materia de cocina) el primer documento donde se hace una referencia explícita al vinagre y se presentan algunas recetas. Escrito en latín, está considerado como el libro de cocina más antiguo que se conoce en Europa y su autoría se atribuye a Marco Gavio Apicio, que vivió en el siglo I.

Es más que probable que durante el Imperio Romano tuviera un uso medicinal y como conservante de alimentos. Sin embargo, su producción industrial comenzó en la Edad Media. De hecho, en 1394 fue reconocida la Corporación de fabricantes de vinagre.

Beneficios del vinagre de vino y sus tipos

Lo cierto es que el vinagre de vino nos aporta numerosos beneficios. Este producto, resultado de dos fermentaciones sucesivas (la alcohólica, llevada a cabo por levaduras del género Saccharomyces, y la acética, por bacterias Acetobacter), es rico en enzimas digestivas y sales minerales como el calcio, sodio, potasio, magnesio, hierro o zinc.

Por tanto, ayuda a prevenir problemas como la osteoporosis o la inflamación articulada y, además, atenúa la fermentación intestinal. Por no hablar de sus propiedades antioxidantes y su capacidad para mantener a raya los niveles de azúcar en sangre y la acumulación de grasa en el cuerpo, así como para disminuir la presión arterial.

Debes saber que hay muchos tipos de vinagre de vino, como el tinto, el blanco, el Rioja envejecido, el Jerez, el dulce, el de cava, el ecológico… Algunos incluso incorporan sabores y aromas frutales. La mayoría son perfectos para aliños, escabeches, vinagretas, adobos, encurtidos, marinados, etcétera. 

En conclusión, el vinagre de vino es un clásico de nuestra cocina muy saludable. Sus orígenes e historia, así como su elaboración (por el método tradicional de la fermentación acética o bien el método de cultivo sumergido), resultan muy interesantes. Por ello, es un producto que no debe faltar en tu mesa.

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con un *.