Receta con vinagre de vino: mermelada de pimientos | Vinagrerías Riojanas

Receta con vinagre de vino: mermelada de pimientos

Mermelada de pimientos con vinagre de vino de Rioja envejecido

Hay un sinfín de recetas que puedes elaborar con vinagre de vino, desde primeros platos, como bacalao con salsa de vinagre, hasta postres, como una tarta red velvet, pasando por los famosos boquerones en escabeche. Sin embargo, una de las ideas más interesantes que podemos proponerte es la mermelada de pimientos, deliciosa y perfecta para completar muchos platos. ¡No te pierdas la receta!

Mermelada de pimientos con vinagre de vino de La Rioja envejecido

Esta mermelada casera estará llena de sabor y sorprenderá a los paladares más exigentes. Además, es ideal para cualquier momento: para tu tostada mañanera, para un bocadito con queso, como aperitivo (servido con pan tostado o galletas saladas), o incluso para acompañar carnes y pescados.

Ingredientes

– 1 pimiento rojo grande (si son pequeños, utiliza 2).
– 50 mililitros de vinagre de vino de La Rioja envejecido.
– 200 gramos de azúcar.
– 50 mililitros de agua.

También puedes elaborar esta mermelada combinando pimientos rojos con verdes y amarillos, como más te guste.

Elaboración

1. En primer lugar, debes lavar bien los pimientos, cortarlos y retirar tanto las semillas como las partes blancas del interior (los nervios). Trocea bien los pimientos en pedazos pequeños. Después, échalos en una olla o cacerola y ponla al fuego.

2. El siguiente paso es añadir a los pimientos los 200 gramos de azúcar, los 50 mililitros de vinagre de vino y los 50 de agua. Remueve bien la mezcla y ponla a fuego medio.

3. La olla debe estar a fuego medio durante 30 minutos, aproximadamente, y debes echarle un ojo de vez en cuando a la mezcla y remover un par de veces, para que no se pegue al fondo. Pasada la media hora, cuando el líquido se haya consumido casi por completo, retira del fuego. Ojo: no dejes que se espese mucho, porque cuando se enfríe se volverá aún más espesa; es importante tener esto en cuenta para que la mermelada quede con la textura que quieres.

4. En caso de que quieras, el siguiente paso sería triturar la mezcla con la batidora, para que quede más suave y sin trozos. Sin embargo, esto es algo que depende de los gustos de cada persona: puedes dejarla tal cual salga de la olla, triturar un poquito, o bien batir más la mermelada, si quieres que quede muy ligera y sin trozos.

5. Por último, vierte la mermelada en tarros de cristal y déjala enfriar. Una vez esté a temperatura ambiente, lo mejor es que la metas en la nevera.

Ahora que ya sabes cómo elaborar esta deliciosa y fácil receta, puedes usar tu mermelada de pimientos con vinagre de vino para acompañar carnes y pescados, como aperitivo o servirla en una variada tabla de quesos y patés, ¡es el complemento perfecto!

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con un *.