Cocteles con vinagre | Vinagrerías Riojanas

Cocteles con vinagre

¿A quién no le apetece un delicioso cóctel antes de almorzar, cenar o como aperitivo? Recetas de cocteles hay cientos, pero ¿sabías que hay algunos que llevan vinagre? Te damos algunas recetas muy fáciles de hacer y muy ricas. ¡Toma nota!

Cócteles con vinagre

Si quieres un cóctel rápido, divertido y con un toque ácido, prueba con estos ¡Te van a encantar! A partir de ahora te harás un auténtico aficionado a ellos. Y para disfrutar aún más, acompáñalos de algún picoteo sencillo: unas aceitunas, unas patatas fritas o unos nachos con guacamole.

Cóctel de gazpacho

Se dice que el gazpacho era la bebida de los campesinos del sur de España. Una bebida que se ha convertido en una de las más populares de nuestro país y que tiene hasta una versión en cóctel. Para este no necesitas más que gazpacho aderezado con un poquito de vinagre, si es casero mucho mejor, un pimienta negra recién molida, un chorrito de vino de Jerez y una rama de apio para adornar. Si quieres puedes sustituir el Jerez por otro vino que te guste, eso sí, mejor blanco.

Cóctel Bloody Mary

El Bloody Mary es uno de los cócteles más conocidos que hay. Esta es una versión en la que hemos sustituido el limón por vinagre. La receta es muy sencilla: 3 partes de vodka, 6 de tomate, pimienta, sal, unas gotas de salsa inglesa, unas gotas de tabasco, hielo picado y vinagre. Por cierto, ¿sabías que el nombre de BloodyMary viene de María Tudor, la sanguinaria, y que el color rojo hace referencia a la sangre de sus víctimas?

San Francisco

Si te gustan los cócteles, pero lo tuyo no es el alcohol, el mítico San Francisco es para ti. El nombre no tiene grandes misterios, procede de la ciudad donde se originó, San Francisco. Para hacerlo añádele 5 partes de naranja, 1 de zumo de limón, 2 de zumo de piña y 1 de zumo de melocotón y agita. Finalmente, añádele 1 parte de zumo de granadina. Para darle un toque diferente, ponle un par de gotas de vinagre balsámico. No te olvides de poner un poco de azúcar en el borde del vaso.

Sangría

La sangría está deliciosa y además es muy fácil de hacer. Y es que no necesitarás recordar las medidas de los ingredientes porque no tiene. Mezcla la cantidad de vino y casera que quieras, canela en rama, fruta variada y un chorrito de vinagre balsámico. El secreto de una buena sangría está en dejarla macerar unas cuantas horas para que coja el sabor de todos los ingredientes.

¿A qué esperas para sorprender y sorprenderte con estos deliciosos cocteles con un puntito de vinagre? No te quedes con las ganas de probarlos.

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con un *.