Ensalada festiva con vinagre de vino al romero y espliego | Vinagrerías Riojanas

Ensalada festiva con vinagre de vino al romero y espliego

¿Sabías que el vinagre también puede ser el ingrediente estrella de un plato? Así sucede con el vinagre de vino al romero y espliego. La diferencia está en que contiene romero y espliego (lavanda) en maceración, lo que permite que conserven todas sus propiedades, aromas y sabores.

El romero tiene un aroma intenso y aromático que, de inmediato, te recordará a un campo mediterráneo. Y además tiene cualidades digestivas, es excelente para el hígado y también para el sistema inmunitario y la memoria. 

El espliego es un popular remedio contra el estrés, y los aceites esenciales que libera ayudan también a mejorar la digestión, particularmente cuando se sufren flatulencias o cólicos intestinales por culpa de los nervios.

Ahora, ¡vamos con nuestra receta!

Receta de ensalada festiva con vinagre de vino al romero y espliego

Aprovecha las cualidades de este delicioso vinagre junto a los ácidos grasos omega-3 del bonito del norte en aceite de oliva, la alta concentración de vitaminas A, C, K y potasio de los tomates cherry y la lechuga. El maíz y el bonito son, además, altos en minerales como yodo, fósforo y magnesio, importantes para la glándula tiroides, músculos y huesos. El queso semicurado es alto en calcio, que combina perfectamente con la vitamina D del bonito. Y, para terminar de bordarlo, el huevo tiene los aminoácidos esenciales que no tiene el bonito, una gran dosis de vitaminas del grupo B y otros nutrientes que completarán tu dieta.

Todo esto hace que puedas tomar esta ensalada como un plato único, ¡qué manera tan deliciosa de seguir una dieta saludable!

Ingredientes

(dos personas)

– Lechuga

– Tomates cherry

– 1 lata de bonito del norte en aceite de oliva

– Queso semicurado

– Olivas verdes sin hueso

– 1 o 2 huevos cocidos

– 1 lata pequeña de espárragos

– Maíz

– Aceite de oliva virgen extra

– Sal y pimienta (opcional)

Preparación

1. Hierve los huevos. Si prefieres que estén fríos, puedes también hervirlos unas horas antes, ¡aunque en invierno calientes darán un contraste delicioso a la ensalada!

2. Coloca en el plato una base de hojas de lechuga. Coloca el bonito del norte desmigado en el centro y alrededor los tomates cherry y los espárragos cortados por la mitad.

3. Corta los huevos cocidos en trozos longitudinales y el queso en tiras.

4. Añade el maíz por encima de la ensalada.

5. Sazona y aliña la ensalada con una cucharadita de aceite de oliva y vinagre de vino al romero y espliego, y después con sal y pimienta al gusto.

¿No tienes alguno de estos ingredientes? No te preocupes, puedes sustituir las olivas por aceitunas negras, el queso semicurado por otros que te gusten, incluso el queso feta y, ¿te atreves a sustituir el maíz por trocitos de nueces o semillas? ¡El secreto está en el vinagre de vino al romero y espliego!

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con un *.