El vinagre en la gastronomía de Portugal | Vinagrerías Riojanas

El vinagre en la gastronomía de Portugal

pataniscas

El vinagre también está presente en la gastronomía de Portugal. Este país cuenta con una tradición gastronómica tan extensa como la española, con la que comparte algunas similitudes. Si eres un entusiasta del buen comer, nada mejor que conocer la cocina del país vecino y sus diferentes platos. ¡Sigue leyendo!

Una cocina sorprendente

La cocina portuguesa forma parte de la tradición mediterránea. En ella, como en otras gastronomías del grupo, destacan ingredientes como el vino, el aceite y el pan. Sin embargo, su historia también ha afectado en grado sumo a cómo preparan sus alimentos. No olvides que el país luso fue un imperio con propiedades en África, Asia y América hace unos siglos. 

Su presencia en estos continentes añadió algunas de sus características a la cocina del país, como es el amor por los condimentos y las especias. Además, la cocina de raigambre árabe también influye, ya que buena parte del territorio portugués perteneció al califato de Al-Ándalus en su momento. Así, especias como el pimentón, la canela, el curry, la vainilla y el azafrán tienen una fuerte presencia, como ocurre con el ajo.

Asimismo, una característica que debes tener en cuenta es la sencillez. Las sopas abundan y son el plato principal en numerosos restaurantes. Uno de los grandes ejemplos es el caldo verde, el cual se elabora con puré de patatas, berzas, ajo y aceite de oliva. Si vas a este país, no dejes de probarlo en cualquier sitio. 

El pescado también está muy presente en esta cocina. Entre sus numerosas variedades, los portugueses adoran el bacalao o bacalhau, el cual preparan a través de un mínimo de 365 recetas. Sorprendente, ¿verdad? Además, la clave para su elaboración es tanto su salazón como el proceso para retirarle el exceso de sal. Sin duda, es otro de los manjares que te recomendamos probar cuando visites Portugal. 

¿Cómo utiliza el vinagre?

Algunas recetas de bacalao, como no puede ser de otra manera, utilizan este producto. Gracias a su acción es posible conservar mejor el pescado y reforzar su sabor natural. El bacalao a la portuguesa y diferentes caldeiradas son algunos de los ejemplos más destacados. También está muy presente en las ensaladas y en las carnes.

Un ejemplo de su uso a la hora de cocinar carne es el cerdo marinado con ajo, vino y vinagre. En este adobado se busca añadir matices potentes de sabor al cerdo, el cual se freirá troceado para mayor disfrute del público.

En definitiva, el vinagre está presente en la cocina portuguesa, la cual combina tradiciones de medio mundo en una mezcla singular, de gran sabor y que debes probar en una visita al país. Sin duda, una de las que no te puedes perder.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con un *.