Perdiz en ensalada | Vinagrerías Riojanas

Perdiz en ensalada

Perdiz en ensalada

Hoy os traemos una receta nutritiva, sencilla y deliciosa para realizar en cualquier momento del año: perdiz en ensalada. Este plato se caracteriza por la carne magra del ave, que tiene un gran aporte nutricional en vitaminas, proteínas, hierro y selenio, y un contenido bajo en grasa, menos de 2g por 100g de alimento.

 

Una ración de perdiz equivale a más de la mitad de las calorías recomendadas para un hombre adulto. No se recomienda su consumo a personas con hiperglucemia y gota, ya que posee un elevado contenido de ácido úrico. Sin embargo, debido al gran aporte de vitamina B6, es ideal para la formación de glóbulos rojos, ayuda a mantener el sistema nervioso, el sistema inmune y el azúcar en sangre durante el embarazo, además de aliviar los dolores menstruales y evitar los cálculos renales.

Nos ponemos manos a la obra, ¡vamos a la cocina!

INGREDIENTES

  • 1 perdiz escabechada (lata de perdiz)

  • Hojas de lechuga
  • Hojas de escarola
  • ½ cebolla
  • 2 manzanas ácidas
  • 8 nueces
  • 1 hígado de pollo
  • 6 cucharadas de aceite Oliva Virgen Extra Aliño
  • Vinagre Balsámico de Módena
  • Sal

PREPARACIÓN

En primer lugar cortamos las hojas de lechuga y de escarola en tiras finas. Posteriormente pelamos la cebolla y la cortamos en ruedas finas, para finalmente separar los aros, salarlos y reservarlos.

Por otro lado, deshuesamos la perdiz y cortamos la carne en tiras. Pelamos las manzanas, las cortamos en bastoncitos y picamos las nueces.

Una vez realizado lo anterior, mezclamos y salamos la lechuga y la escarola y las colocamos en una fuente, para posteriormente añadir la carne de perdiz y, sobre ella, los aros de cebolla, los bastoncitos de manzana y las nueces picadas. Opcionalmente se puede añadir huevos cocidos partidos por la mitad e incluso aceitunas.

Finalmente limpiamos el hígado y lo cortamos en dados, para luego sazonarlo y freírlo hasta que cambie de color. Sólo nos queda el delicioso aliño de la ensalada con el aceite de oliva virgen extra y con el aceite del hígado caliente, rociando con unas gotas de vinagre balsámico de Módena Aliño.

¡Listo! ¡A la mesa y a disfrutar de la comida!

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con un *.