Receta casera de salsa de queso cheddar: deliciosamente cremosa con un toque de vinagre | Vinagrerías Riojanas

Receta casera de salsa de queso cheddar: deliciosamente cremosa con un toque de vinagre

Salsa Queso Cheddar

¿Qué podría ser más reconfortante que sumergir tus papilas gustativas en una suave y cremosa salsa de queso cheddar? Esta salsa clásica es perfecta para acompañar una amplia variedad de platos, desde nachos hasta papas fritas, pasando por verduras crujientes. Y hoy, te voy a compartir una receta fácil y deliciosa para hacer tu propia salsa de queso cheddar en casa, con un toque especial de vinagre que realza sus sabores.

Ingredientes:

– 2 tazas de queso cheddar rallado

– 1 taza de leche evaporada

– 1 cucharada de mantequilla

– 1 cucharadita de vinagre blanco

– 1 cucharadita de almidón de maíz (maicena)

– Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:

1. En una cacerola a fuego medio, derrite la mantequilla.

2. Agrega el queso cheddar rallado a la cacerola y revuelve constantemente hasta que se derrita y se combine con la mantequilla.

3. En un tazón pequeño, mezcla la leche evaporada con el almidón de maíz hasta que no queden grumos.

4. Vierte lentamente la mezcla de leche evaporada en la cacerola, revolviendo constantemente para evitar que se formen grumos.

5. Agrega el vinagre blanco a la salsa y continúa cocinando a fuego medio-bajo durante unos minutos más, hasta que la salsa espese y tenga una consistencia suave y cremosa.

6. Prueba la salsa y sazona con sal y pimienta al gusto, ajustando según tus preferencias personales.

¡Y ahí lo tienes! Una deliciosa salsa de queso cheddar casera, lista para ser disfrutada con tus platos favoritos.

Esta salsa de queso cheddar combina perfectamente con una variedad de platos. Aquí hay algunas ideas para disfrutarla al máximo:

– Nachos: Sirve la salsa caliente sobre una montaña de nachos crujientes, acompañados de guacamole, crema agria y jalapeños en rodajas para un bocado irresistible.

– Patatas Fritas: Sumerge tus patatas fritas en esta salsa cremosa para un aperitivo delicioso y reconfortante.

– Hamburguesas: Úsala como aderezo para tus hamburguesas caseras, o como salsa para mojar tus papas fritas junto a la hamburguesa.

– Vegetales: Vierte la salsa sobre brócoli al vapor o coliflor asada para agregar un toque de sabor extra a tus verduras.

Con esta receta casera de salsa de queso cheddar, nunca más tendrás que conformarte con las versiones envasadas. Prepárala en casa y sorprende a tus amigos y familiares con su sabor increíble. ¡Disfruta!

Deja una respuesta

Los campos obligatorios están marcados con un *.