La rica gastronomía de Extremadura | Vinagrerías Riojanas

La rica gastronomía de Extremadura

Foto_ saboraextremadura.es

La cocina de Extremadura es una de las menos conocidas del país. Sin embargo, de estas tierras provienen algunos de los mejores ejemplares de jamón ibérico, ya que en sus extensas dehesas los animales pueden pastar con suma tranquilidad. Si te interesa esta gastronomía, ¡no dejes de leer!

Una gastronomía de calidad que utiliza el vinagre

La gastronomía extremeña hunde sus raíces en la Edad Media, en especial en la Reconquista. Durante algunos siglos, fue la frontera entre los estados cristianos y musulmanes.

La influencia de ambas culturas se nota en esta cocina, la cual se caracteriza por su seriedad y austeridad. Esto es debido a su origen pastoril y campero, algo que queda patente en diversos platos como la caldereta de cabrito o las migas extremeñas.

Al ser una tierra de pastoreo, abundanlas carnes de todo tipo. El cordero es de gran calidad y se elabora de diferentes maneras. También el cerdo, sobre todo, su jamón es uno de sus grandes productos, el cual no es difícil encontrar en esta gastronomía. La caza de aves, como es el caso de las perdices rojas, es muy importante para los platos de Alcántara.

Por último, postres como los pasteles de soletilla o la cazuela de arroz son propios de esta gastronomía que, pese a su sencillez, no dejan de poseer una personalidad propia y distinguida.

Caldereta de cabrito a la extremeña

Este es un clásico de la cocina extremeña, el cual debes probar sí o sí para acercarte a esta gastronomía de corte pastoril, pero de gran calidad.

Vinagre y otros ingredientes

– 850 gramos de cabrito (puede ser también cordero),

– 2 cebollas,

– 4 dientes de ajo,

– 1 pimiento morrón asado,

– vino blanco,

– caldo,

– harina,

– perejil,

– 1 hoja de laurel,

– pimentón dulce,

– tomillo,

vinagre,

– pan,

– aceite de oliva,

– sal y pimienta.

Elaboración

1. Pela las cebollas y pícalas junto al perejil. Pon a calentar aceite en una cazuela de barro y añade los ajos enteros y una rebanada de pan. Retira los ajos y el pan cuando estén dorados. Reserva.

2. En la misma cazuela, dora el cabrito a fuego medio con un poco de tomillo. Una vez listo, retíralo. Añade la cebolla picada y rehoga durante diez minutos. Agrega el cabrito de nuevo y espolvorea con pimentón y harina.

Déjalo hacerse unos minutos y riega la cazuela con vino blanco, luego con el caldo y deja para el final una hoja de laurel. Lleva a ebullición y, cuando rompa a hervir, baja el fuego al mínimo para cocinar el plato durante 50 minutos.

3. Maja en mortero la rebanada de pan frito, el perejil, el vinagre, los ajos y un pimiento morrón asado. Agrega la pasta a la cazuela y, pasados unos 10 minutos, tendrás listo este sabroso plato.

No te lo pienses y disfruta junto a tus seres queridos de la excelente cocina de Extremadura.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con un *.