La gastronomía asturiana y su relación con el vinagre | Vinagrerías Riojanas

La gastronomía asturiana y su relación con el vinagre

Gastronomia Asturias

Las gastronomía asturiana, quizás hoy más de moda que nunca, ha sabido transmitirse oralmente de generación en generación. Has de saber que tan recientemente como en el siglo XIX se empezaron a poner por escrito algunas recetas, como es el caso de la popular fabada. Dada esta peculiaridad, los historiadores se encuentran con algunos problemas para saber qué comían los asturianos o desde cuándo usaron el vinagre, por ejemplo.
Una gastronomía donde prima la sencillez

Eminentemente rural y potente, la asturiana es una cocina de gran sencillez donde no hay apenas especias. La fabada, ese monumento culinario astur, adquirirá todo su sabor solo y gracias a la calidad del compango. Además, la carne de ternera, sea esta de montaña o valle, aparece en una elaboración muy aceptada y extendida hoy día: el cachopo.

También es esta una tierra de quesos que debes probar, con una veintena de variedades y cinco denominaciones de origen protegido. Cabrales, Gamonéu, Afuelga’l Pitu o Vidiago son algunos ejemplos. Pero no toda la riqueza gastronómica se queda en los valles y montañas, ya que, como sabes, del mar se obtienen las andaricas, ñoclas y erizos que tanto gustan a los asturianos.

Fabas asturianas a la vinagreta

Si bien la fabada es el plato donde las fabas o habas aparecen mejor representadas, también hay otras elaboraciones dentro de la larga tradición culinaria astur. Te contamos que la faba asturiana lleva siendo cultivada desde el siglo XVI por el registro arqueológico y su consumo siempre ha estado ligado al entorno rural.

Las fabas deben pasar a remojo toda la noche, en total unas 12 horas, y cuando vayas a cocerlas deberán estar cubiertas por agua en todo momento. Además, una vez que el agua rompa a hervir será necesario asustarlas. Si no sabes cómo se hace, tan solo tienes que añadir agua fría para que se rebaje la temperatura y poner el fuego a baja potencia. La clave de la cocina asturiana es el tiempo y para los mejores resultados hay que esperar un par de horas.

La parte destacable de esta elaboración es la vinagreta, la cual se realiza con vinagre, aceite de oliva, cebolla y perejil. Mezclar los ingredientes y aplícalos sobre las fabas una vez estén en el plato, ya que las vinagretas se desligan con rapidez.

Una gastronomía que se toma su tiempo

La asturiana es una gastronomía rica, de sabores fuertes y recios como una muestra de la propia personalidad de la región, pero que se toma su tiempo para mostrarse en todo su esplendor. Los valles, montañas y el Cantábrico te ofrecen una amplia variedad de alimentos, los cuales sus habitantes han sabido aprovechar con el paso del tiempo. Uno de ellos el vinagre, que aparece en incontables platos donde aporta todo su sabor.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con un *.