La larga historia del vinagre | Vinagrerías Riojanas

La larga historia del vinagre

Historia Vinagre

Aunque no lo creas el vinagre cuenta con una larga historia. Este es un producto con una gran utilidad, ya que permite conservar alimentos, aderezar platos o eliminar gérmenes. Si bien su origen es incierto, sí que se sabe que lleva utilizándose desde hace más de 3 000 años. ¿Quieres conocer la historia del vinagre? En ese caso, no dejes de leer.
Siglos de potente sabor

Los primeros rastros de este líquido provienen de algunas tumbas egipcias. Los faraones y nobles eran enterrados en grandes tumbas con todo tipo de manjares y bebidas. Una de ellas fue el vinagre, aunque hay cierto debate, puesto que se podría haberse tratado de vino que se avinagró a lo largo de los años.

En la Antigua Grecia era común beber un tipo de líquido llamado oxycrat, el cual era una mezcla de agua, miel y vinagre. Hipócrates, el padre de la medicina, aseguraba que esta bebida también podía limpiar heridas, llagas y ayudar a sanar enfermedades respiratorias. Curioso, ¿no crees?

En Roma también era común beber una mezcla de este condimento con agua. Llamaban al resultado posca y lo ofrecían en tenderetes callejeros. Los romanos consideraban que esta bebida otorgaba fuerza, mientras que el vino simplemente emborrachaba.

Además, existen numerosas recetas romanas que aún se conservan y que hablan del uso de este condimento. Apicio dejó constancia de no pocos platos romanos en su De re coquinaria, libro que puedes consultar si te gusta la historia romana y este ingrediente para realizar platos milenarios.

Ya en la Edad Media, la manera en la que este líquido se producía fue mejorada. En Francia empezaron a utilizar uvas verdes, ya que su acidez y sabor facilitaban su producción. Hacia 1394 los gremios que fabricaban este producto guardaban con celo el secreto, el cual fue desentrañado por Luis Pasteur en 1864, casi 500 años después de su invención.

Pasteur descubrió que las bacterias Mycoderma aceti eran las que picaban el vino convirtiéndolo en ácido acético. El método que describió, conocido como el Método Orleans, consistía en llenar toneles de la misma cantidad de ambos líquidos, para después ir retirando el vinagre que era sustituido por vino. El proceso era muy lento por aquel entonces. Hoy en día, los procesos de elaboración del vinagre han evolucionado manteniendo en algunos casos su carácter artesanal, como en Vinagrerías Riojanas, donde la tradición y las modernas tecnologías se aúnan para lograr sabores únicos en la cocina.

Sin embargo, la maduración sigue realizándose en toneles durante seis meses, pese a que este tiempo dependerá del tipo de producto a elaborar. En algunos casos, se llega a dejar madurar el líquido durante años, como es el caso del balsámico.

Un producto con una larga historia

Como has visto, el vinagre lleva acompañando a la humanidad desde hace milenios. Sus propiedades han sido aprovechadas desde antaño y destacó incluso como bebida mezclado con agua. Sin duda, un producto que no puede faltar en tu cocina.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con un *.