Características de la gastronomía catalana | Vinagrerías Riojanas

Características de la gastronomía catalana

Calsots con salsa romescu

La gastronomía catalana posee una gran personalidad. A lo largo de los siglos, las diferentes culturas que han pasado por ese territorio han dejado su marca, igual que países vecinos han aportado algunas características. Adentrarse en esta cocina te permitirá descubrir su variedad y platos únicos.
Una cultura gastronómica de largo recorrido

La cocina catalana hunde sus raíces en la Edad Moderna, tiempo en el que el Reino de Aragón se expandía por el Mediterráneo. Las influencias italianas y propias de las culturas que han surgido en torno a este mar se dejan notar con fuerza. El uso de hierbas frescas, aceite de oliva y verduras recuerda a cocinas cercanas, como la provenzana, la napolitana o la siciliana.

Sin embargo, la característica que más podemos destacar es su variedad. La geografía catalana marca en grado sumo su gastronomía, en base a lo cual la cocina de la costa difiere de la que se hace en la montaña, y casi podemos decir que cada valle posee sus tradiciones. Así, encontramos la cocina de la Costa Brava, la de mar y montaña propia del Ampurdán o la de las zonas boscosas de Lleida.

Calçots con salsa romescu

Nada mejor para acercarte a la cocina catalana que un plato tradicional como pocos: los calçots.

Ingredientes

– 2 manojos de calçots.

– Sal.

– Pimienta.

– Aceite de oliva virgen extra.

Para la salsa:

– Un pimiento rojo.

– 2  dientes de ajo.

– Un tomate.

– Una docena de avellanas y otra de almendras.

– Una ñora.

– 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra.

– Una cucharadita de vinagre blanco.

– Sal.

Elaboración

1. Antes de nada tendrás que hidratar la ñora durante 24 horas. Pasado ese tiempo, precalienta el horno a 250 grados y luego coloca el pimiento, el tomate, el ajo y la ñora en una bandeja. Es recomendable cubrirlos con papel de aluminio. Hornea todo durante media hora y, a continuación, quitas el papel y dejas los alimentos otros 15 minutos más.

2. Corta las puntas y las partes verdes de los calçots, retira la primera capa y límpialos a fondo bajo un chorro de agua. Colócalos secos en una bandeja forrada con papel de horno, salpiméntalos y rocíalos con un poco de aceite. Hornea durante 30 minutos, 15 minutos una parte y luego la otra.

3. Para preparar la salsa debes triturar el pimiento, el ajo y la ñora sin sus semillas. Añade las avellanas, las almendras, la sal y el vinagre y tritura sin dejar de añadir aceite de oliva. Cuando tengas una salsa homogénea y sin grumos, la romescu estará lista. Ahora solo te queda disfrutar de este tradicional plato.

Una cocina diversa

La cocina catalana te conquistará por la diversidad de recetas, influencias y productos que utiliza. Sin duda, merece la pena recorrer la geografía de esta comunidad para disfrutar de su gastronomía a fondo.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con un *.