El vinagre en la rica gastronomía vasca | Vinagrerías Riojanas

El vinagre en la rica gastronomía vasca

Pais vasco

El vinagre aparece en la  gastronomía del País Vasco, la cual cuenta con una larga tradición y ha dado una larga lista de excepcionales cocineros reconocidos en el panorama nacional e internacional. Puede que sea por la calidad de los alimentos que estas tierras poseen o por la maña de estas gentes del norte, pero, sin duda, la gastronomía vasca es una cocina singular.
Breve historia de la gastronomía vasca

Se sabe que hace unos 2000 años ya se utilizaban salazones en lo que hoy es el País Vasco. Sin embargo, una pequeña revolución la trajo el descubrimiento de América. Nuevos alimentos fueron llegando y con el paso de los siglos eran algo común en la gastronomía vasca. Es curioso el caso del maíz, el cual una vez introducido arrinconó al cultivo del mijo y, además, le arrebató el nombre en euskera.

En la actualidad la cocina vasca está muy diversificada y cuenta con elaboraciones emblemáticas. Los pintxos, aperitivos que surgen en la San Sebastián de los años 30, están extendidos por toda España y son elaboraciones de lo más vanguardistas. El mar ofrece los ricos bacalaos preparados al pilpil, sus cocotxas y las deliciosas anchoas. Por su lado, en la Rioja Alavesa se crían grandes vinos de renombre.

Receta: lubina a la donostiarra

Esta receta requiere de los siguientes ingredientes:

– Lubinas de ración limpias y de una pieza.

– Cuatro dientes de ajo.

– Dos guindillas secas.

– 20 mililitros de vinagre de manzana.

– Perejil fresco.

– Pimienta negra molida.

Aceite de oliva virgen extra.

Engrasa una fuente con el aceite de oliva y precalienta el horno a 250 ºC. Mientras se va calentado, en una sartén caliente un chorrito de aceite y dora la lubina con la piel hacia arriba durante 5 minutos. Una vez terminado coloca el pescado con la piel hacia abajo en la fuente y salpimienta al gusto. Hornéalo durante 10 minutos.

Al tiempo que el pescado se hace le llega el turno a preparar los ajos. Lamínalos y pica las guindillas; échalo todo en una sartén para que se doren. Una vez listos agrega un chorrito de vinagre e intégralo con el aceite para combinar los sabores.

Cuando la lubina esté lista, sácala del horno y resérvala. Para potenciar el sabor del sofrito que forman los ajos, el vinagre y las guindillas añade los jugos del horneado. A la hora de servir añade un poco de perejil fresco picado y el sofrito para degustar este gran plato de la cocina vasca.

El vinagre tiene su presencia en la cultura culinaria del País Vasco, la cual cuenta con una gran cantidad de recetas como la aquí propuesta. Algunas son fáciles de realizar y no te llevarán nada de tiempo, y el resultado siempre es delicioso.

Deja un comentario

Los campos obligatorios están marcados con un *.