Vinagre, indispensable en la limpieza de tu hogar

El Vinagre es el ingrediente indispensable en toda buena ensalada que se precie, además de dar ese toque especial a nuestros mejores platos de carne o pescado. Sin embargo, el vinagre tiene múltiples cualidades que le convierten en un producto indispensable cuando se trata de limpiar nuestro hogar.

Y es que, su composición a base de ácido acéticole da esas propiedades innatas para limpiar la grasa de la cocina, desinfectar, dar brillo y un sinfín de posibilidades que os enumeramos a continuación. Y lo mejor de todo, resulta de lo más económico y es un producto de lo más natural, sin añadidos químicos o tóxicos perjudiciales. ¡Más no se le puede pedir!

Esos incómodos y poco higiénicos atascos en las tuberías tienen remedio con este sencillo truco. Mezclar ¼ de una taza de sal, la misma proporción de bicarbonato de sodio y media taza de vinagre blanco caliente. Lo importante es seguir el orden de bicarbonato, sal y lo último el vinagre, se deja actuar unos 10 minutos y finalmente se echa una olla de agua caliente. ¡Tuberías listas!

Si tienes mascota en casa, puedes limpiar las heces y orines con vinagre. Los perros o gatos suelen incidir, a la hora de hacer sus necesidades, en esos sitios donde quedan restos y olor. Así que, para evitarlo, usa el vinagre para limpiar esa zona y desaparecerá el olor. ¡Compruébalo!

Otro de los usos es eliminar la cal de la ducha y los grifos. Para ello, quítalos y colócalos en un recipiente con agua y vinagre durante un par de horas. Si hay manchas antiguas y persistentes, ayúdate de un cepillo o una esponja.

¿Se ha derramado un vaso de agua en el parquet de madera del salón? No te preocupes, tiene solución con una mezcla de vinagre y aceite de oliva. Coge un paño suave y frota la zona manchada. Una vez que se seque, la madera recuperará su color original.

Un chorro de vinagre también puede emplearse a la hora de quitar restos de comida quemada en una olla o una cacerola. Con una cucharada de madera elimina primero los restos que puedan quitarse y, a continuación, vierte unas cuatro cucharadas de vinagre con un vaso de agua templada. Pon al fuego la olla, que llegue a hervir y espera unos minutos. Una vez se haya enfriado, se podrá limpiar fácilmente y no habrá quedado ni rastro de las quemaduras.

El microondas, con su uso diario y continuado, se llena de grasa y restos de comida que si no se limpian puede ser complicado quitarlos más adelante. Para limpiarlo, pon una taza con vinagre dentro durante unos minutos, pasa un trapo húmedo y fuera bacterias.

Sabemos que es complicado dejar un cristal o un espejo brillante… pero tenemos el truco ideal. Si usas una parte de vinagre en cinco de agua tibia y usas esta mezcla para limpiarlos, verás los resultados. Un truco de 10 es que, además, emplees papel de periódico o de cocina para limpiarlos.