¿Cómo limpiar con vinagre de manzana?

limpiar con vinagre de manzana

Hoy os traemos unos truco muy útiles para la limpieza de vuestra casa con un elemento común: el vinagre de manzana. Este producto no sirve únicamente para aliñar ensaladas o para otros usos culinarios, sino que también es un bactericida y fungicida, por lo que es el aliado perfecto para mantener nuestra casa limpia, sin necesidad de utilizar químicos. ¿Cómo limpiar con vinagre de manzana?

  • Lavadora. Ya sabemos que la lavadora, por mucho que deje la ropa limpia, se ensucia fácilmente, y por eso, el vinagre de manzana entra al rescate. Para mantenerla limpia, llenaremos el tambor de agua, agregaremos dos tazas de vinagre de manzana, lo dejaremos reposar durante 2 horas y posteriormente haremos un ciclo de lavado con todo ello. Después volveremos a llenar la lavadora de agua y añadiremos una taza de lejía, dejaremos reposar una hora y pondremos en marcha el ciclo de lavado. ¡Y ya tienes tu lavadora limpia y desinfectada!
  • Esponjas y bayetas. Todos sabemos que los estropajos y las bayetas de cocina terminan oliendo mal al cabo de unos días, por eso, para desinfectarlos los dejaremos en remojo durante toda la noche en una mezcla de agua con un cuarto de taza de vinagre de manzana. ¡Adiós al mal olor!
  • Tablas de cortar. Muchas veces, cuanto utilizamos las tablas de cortar, al lavarlas con jabón no se limpian del todo, pero si utilizamos vinagre de manzana no sólo las limpiaremos sino que además eliminaremos cualquier bacteria.
  • Horno. ¿Harto de las manchas de grasa en el horno? Prepara una solución en una taza con vinagre blanco y un cuarto de detergente de lavadora en polvo, precalienta el horno a 180º durante 5 minutos y, tras apagarlo, extiende la pasta resultante en sus paredes. Deja reposar una hora, remueve delicadamente con una espátula y enjuaga con una esponja humedecida en vinagre puro.
  • Duchas y bañeras. Si quieres mantener tu bañera o tu ducha limpia y brillante, rocíalas con vinagre de manzana cada dos días y límpialas con una esponja. Estarán brillantes durante mucho más tiempo.
  • Suelo. Para limpiar y desinfectar el suelo, pasa la fregona con una solución de agua y vinagre de manzana (puedes añadir zumo de medio limón). Así, el suelo quedará brillante como si acabaras de pasar la cera.
  • Ventanas, cristales y espejos. Si quieres que tus ventanas reflejen la luz del sol por más tiempo, diluye una parte de vinagre de manzana por cada 5 de agua y utiliza una bayeta o un periódico arrugado (saca brillo a los vidrios). Ya podrás reflejarte sin ver ninguna mota de polvo.
  • Maderas. Si quieres limpiar y abrillantar tus muebles de manera, pasa una solución de medio vaso de vinagre de manzana y otro medio de aceite de oliva con un trapo de algodón, haciendo movimientos circulares y suaves. Deja secar durante una hora y saca brillo con otro trapo casero, ¡la madera parecerá nueva!

¿Nos cuentas cuál es tu truco? ?